Margaret Atwood, sobre Cataluña: «Es un signo de los tiempos actuales de turbulencia en todas partes»

La escritora canadiense, eterna candidata al Nobel de Literatura, recibirá mañana en el marco de la Feria de Fráncfort el prestigioso premio de la Paz de los Libreros Alemanes

La escritora canadiense Margaret Atwood, que recibirá mañana el prestigioso premio de la Paz de los Libreros Alemanes, considera que la situación en España con el problema catalán es «un signo de los tiempos actuales de turbulencia en todas partes».

«Es un signo de los tiempos» que vivimos, ha dicho Atwood preguntada sobre el tema en una conferencia de prensa en la Feria del Libro de Fráncfort con motivo de la concesión del galardón, con cuya entrega concluirá el domingo la principal cita editorial mundial.

La novelista, poeta y ensayista canadiense, una de las más reconocidas autoras actuales y eterna candidata al Nobel de Literatura, ha indicado, en cualquier caso, que se trata de un «asunto delicado» y que se remonta a «bastante largo tiempo, a los pasados cien años o así».

Atwood -cuya «clarividencia para detectar las corrientes y evoluciones peligrosas que se dan en la sociedad actual» destacó el jurado alemán al concederle el Premio de la Paz-, ha afirmado que el momento actual que vive el mundo es de «turbulencia» y de «cambio» en todas partes.

La laureada autora canadiense, que recibió el Príncipe de Asturias de las Letras en 2008 y el Booker en 2000, ha señalado que durante la guerra fría «tuvimos una situación muy estática en la que parecía que las cosas estaban en su lugar». «Cuando estuve en Berlín en 1984 nadie pensaba que esa situación iba a modificarse en mucho tiempo y, de repente, cinco años después todo empezó a cambiar», ha dicho en referencia a la transformación desencadenada por la caída del muro de Berlín en noviembre de 1989.

Los cambios

Con su habitual fina ironía, Atwood ha añadido que luego asistimos a un período en los noventa «en el que la gente escribía libros muy extraños hablando de cosas como ‘El fin de la historia’», el libro de Francis Fukuyama de 1992. «La historia evidentemente no ha acabado y ahora estamos viendo cambios mucho más rápidos. Es un poco como en esos juegos de niños en los que si mueves una pieza todas las otras piezas lo hacen también como reacción», ha afirmado.

De 78 años y una lucidez deslumbrante, Atwood ha reiterado que no puede predecir lo que vendrá «porque hay un número de posibles futuros y no sabemos cuál de ellos podremos tener» pero destacó que «siempre que hay caos habrá alguien que lo vea como una oportunidad».

Powered by WPeMatico

eBay