El plan del Gobierno para fomentar la lectura: 7,2 millones de euros, 57 medidas y seis líneas estratégicas

Es una de las medidas estrella del Plan Cultura 2020, el mapa que incluye las líneas maestras del Ejecutivo de Mariano Rajoy en materia cultural durante los cuatro próximos años. Y no es para menos. Más de diez años (desde 2005) llevábamos sin un Plan de Fomento a la Lectura y la cara de Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura, mostraba la ansiedad propia del anuncio durante la presentación a los medios. Bajo el lema «Leer te da vidas extra», a modo de guiño a la cultura juvenil del videojuego, el Gobierno contempla hasta 57 medidas, que serán desarrolladas en seis líneas estratégicas a las que ha destinado 7,2 millones de euros.

Todo con el objetivo de «estimular el gusto por los libros entre el público infantil y juvenil, la población con alguna clase de discapacidad, los segmentos de la sociedad con dificultades en el acceso a la lectura y aquellos con índices de lectura más bajos», según detalló Benzo en la rueda de prensa. Para ello, la lectura ha sido incluida, por primera vez, en los Presupuestos Generales del Estado -que ya cuentan con el respaldo del PNV y, por tanto, con su segura tramitación- como acontecimiento de excepcional interés público, lo que conlleva una desgravación fiscal del 90% de las cantidades invertidas en los proyectos que incluidos en el plan.

La intención del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte es trabajar conjuntamente con las comunidades autónomas para consolidar el papel de la lectura como elemento central en el currículo escolar. Sin embargo, la educación es una de las competencias cedidas por el Estado, por lo que la Cartera que dirige Íñigo Méndez de Vigo sólo puede garantizar que los centros de Ceuta y Melilla (ciudades autónomas en las que tiene la competencia directa) destinen una hora diaria, fuera del horario lectivo, a la lectura. En este sentido, dentro dele scaso margen que le queda a Cultura, el Plan contempla que los centros que impulsen un club de lectura recibirán a una cuantía económica para la adquisición de lotes de libros, que deberán estar catalogados en su biblioteca.

Entre las líneas estratégicas más esperadas por el sector (editorial y mediático), la dedicada a la defensa de la propiedad intelectual, con el objetivo de garantizar que los hábitos lectores se desarrollen, exclusivamente, por cauces legales. Para ellose desarrollará, en colaboración con el Ministerio del Interior, un plan de sensibilización de escolares y una campaña en los medios de comunicación, con coste cero para el Estado, para luchar contra la piratería bajo el lema «No piratees tu futuro».

En lo que se refiere a las librerías, se impulsará el Sello de Calidad para Librerías, puesto en marcha por el Gobierno y la Asociación de las Cámaras del Libro de España y con el que han sido distinguidas hasta el momento 48 librerías. El plan contempla, asimismo, el fortalecimiento del sector del libro y el refuerzo del papel de las bibliotecas en el acceso a la lectura, aunque Benzo no dio la cantidad que prevista para la compra de licencias. Un dato muy esperado por el sector, que lleva cinco años padeciendo una severa sequía.

La eficacia del proyecto

«La eficacia de proyectos como éste no se miden sólo en términos presupuestarios, sino en aspectos como la creatividad», se justificó el secretario de Estado, que incidió en que las librerías deben centrar parte de sus esfuerzos en su labor como prescriptoras y el desarrollo de actividades de dinamización cultural. Igualmente, el Plan se plantea como objetivo mejorar las competencias lectoras, un aspecto esencial en la sociedad de la información, con el desarrollo de las nuevas tecnologías y redes sociales.

En el capítulo de reacciones, el responsable de la Confederación española del Gremio y Asociaciones de Librería, Juancho Pons, ha considerado «absolutamente básico» que las bibliotecas públicas se vuelvan a dotar de fondos y ha reconocido que no tienen «ninguna partida presupuestaria prometida». Por su parte, el secretario general de la Federación Española de Cámaras del Libro, Antonio María Ávila, ha destacado la defensa de la propiedad intelectual y los beneficios fiscales que contempla el Plan.

Powered by WPeMatico

eBay