El chaleco (de la medicación)


Las interrupciones al personal de enfermería durante la administración de medicación a los pacientes son, desgraciadamente, muy habituales. Un reciente estudio realizado en Australia, publicado en BMJ Quality and Safety, muestra que se producían 57 interrupciones por cada 100 actos de administración, y un 87’9% de las cuales no tenían nada que ver con la medicación.

El equipo de investigadores realizó una intervención de reducción de las interrupciones basado en 4 elementos: (1) vestir un chaleco de plástico durante la administración; (2) talleres con los profesionales para analizar la intervención y reducir las barreras, (3) sesiones formativas breves para todos los profesionales; (4) información al paciente sobre la importancia de no interrumpir a la enfermera durante la administración. El chaleco, quizás lo más llamativo de la intervención, es del siguiente tipo:

La intervención tuvo resultados positivos ya que en las unidades de hospitalización analizadas se alcanzó una cifra de 34 interrupciones por cada 100 actos. Sin embargo, aunque la mejora era notable, una parte del personal no aceptó el chaleco: 52’3% indicaron que era muy caluroso y un 38’6% señalaron que era una prenda muy incómoda para llevar puesta. Además hubo muchas críticas por el tiempo que se necesitaba para ponerlo y quitarlo.

Finalmente, los investigadores preguntaron si el personal llevaría el chaleco de plástico si estuviera disponible, y casi un 40% tenía muy claro que no. Un dato muy llamativo, y más teniendo en cuenta que la mejora había sido demostrada. Quizás si los chalecos se hubieran diseñado con el personal que iba a utilizarlos, los resultados serían diferentes… Por cierto, ¿llevarías un chaleco de este tipo?

Para saber algo más, os recomendamos esta entrada del blog Cuadernillo Sanitario y este artículo sobre zonas seguras.

Powered by WPeMatico

eBay