Lo mejor del Soul

Soul

Nacido en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, el Soul es uno de los géneros musicales contemporáneos de mayor ascendencia. Es una expresión de las comunidades afroamericanas, combinación de elementos de góspel, el doo wop y el rhytm and blues.

Guitarra, bajo eléctrico, batería, teclado, piano, sintetizador, órgano y saxofón, además del solista y los coros, conforman su estructura tradicional.

Son ritmos pegadizos, que suelen ser acentuados por las palmas y movimientos corporales. Otra característica común son los episodios de llamadas y respuesta entre el líder vocal y los coristas.

El Soul, símbolo de la lucha social

Hacia finales de la década de los 60 y principios de los 70, el género sirvió de acompañante en la lucha por los Derechos Civiles en Estados Unidos, con artistas que incluso participaron activamente dentro de los grupos políticos promotores del cambio.

Aunque muchos consideran que su época de mayor esplendor terminó en los primeros 80, el Soul nunca ha dejado de estar presente en el inconsciente colectivo, no solo de la población estadounidense, también en prácticamente el resto del continente americano y en Europa.

Soul

Como manifestación cultural que evoluciona con la gente, ha sufrido metamorfosis y fusiones con otros géneros. También han surgido un buen número de ritmos derivados, que lo mantienen totalmente vigente.

Algunas de las canciones más emblemáticas del Soul

Hit the road, Jack, de Ray Charles (1961)

Compuesta por Percy Mayfield, “El Poeta Laureado del Blues”. Este tema representó el primer número uno en las listas Billboard para “El Padre del Soul”. De principio a fin, se trata de un diálogo entre Charles y su grupo de coristas, The Realettes. Ocupa el puesto 387 en la lista de Las Mejores Canciones de Todos los Tiempos. Desde 2016, se puede bailar en el popular videojuego Just Dance.

Respect, de Otis Redding (1965)

Este tema se convirtió en un himno para los afrodescendientes estadounidenses desde su publicación. La versión más popular de la canción sería publicada un par de años más tarde, con la voz de Aretha Franklin, quien dotó a la letra de agresividad.

La versión de Franklin ha sido utilizada varias veces en el cine y es considerada  como la 9° Canción más aclamada de todos los tiempos por los críticos especializados, según el portal Aclaimed Music.

(Sittin’On) The Dock of The Bay de Otis Redding (1968)

Lanzada al mercado después de la trágica muerte de Redding en un accidente aéreo. Ha sido versionada varias veces, por artistas que van desde Charly García, Michael Bolton o la banda grunge Pearl Jam. Según la Revista Rolling Stone, ocupa la casilla 28 entre las Mejores 500 canciones de todos los tiempos.

Back to Black de Amy Winehouse (2006)

Otra muerte temprana, aunque por razones totalmente distintas, privó al Soul de otra de sus voces y compositoras más promisorias. Este fue el tercer sencillo promocional del disco homónimo, después de otras dos piezas legendarias: Rehab y You know i’m no good. Posteriormente se promocionarían Tears dry on their own y Love is a losing game, todos llenos de la inconfundible carga emocional de la cantante británica. Con 3,5 millones de copias, Back to Black es el álbum más vendido del siglo XXI en Reino Unido.

Rolling in the deep de Adele (2010)

Otra voz femenina nacida en Inglaterra, considerada por muchos como la mejor fusión del Soul con el Pop más comercial. Compuesta por la propia Adele en colaboración con Paul Epworth, el tema se hizo con tres premios Grammy, además de vender más de 14 millones de copias (tanto físicas, como a través de descargas digitales) en todo el mundo.

Adele

 It’s a man’s man’s man’s world de James Brown (1966)

“El Padrino del Soul” no puede quedar fuera de ningún listado de este género musical. Tampoco al hablar de R&B o Funk. Alcanzó el puesto 8 en el Billboard Hot 100 y para la revista Rolling Stone, entre las Mejores 500 canciones de todos los tiempos, ocupa la posición 123. Ha sido versionada por varios artistas que pasan desde Christina Aguilera a Cher.

Ain’t no sunchine de Bill Withers (1971)

Una de las canciones más sentidas del género, la viva representación de un corazón roto y devastado. Compuesta por el propio Withers y publicada en su trabajo debut Just as i am. Alcanzó el puesto 3 en la lista Billboard. Para los editores de la revista Rolling Stone, entre las Mejores 500 Canciones de Todos los Tiempos, ocupa el puesto 285.

No one de Alicia Keys (2007)

A medio camino entre el R&B y el Soul, llena de elementos de reggae. Keys refrescó la música pop de mitad de los noventa con esta canción, y con el disco As i am.

I try de Mercy Gray (1999)

Antes de terminar el siglo XX, esta cantante estadounidense imprimió al Soul un poco del sonido de sus orígenes, aunque añadiéndole violines. Por esta canción, Gray se hizo merecedora de un Grammy en la categoría de Mejor Interpretación Vocal Pop Femenina .

Let´s stay together de Al Green (1971)

Uno de los clásicos más perdurables en la historia de la música contemporánea estadounidense. Para la revista Rolling Stone, se trata de la canción #60, dentro de las Mejores 500 Canciones de Todos Los Tiempos. En 1983, Tina Turner publicó una versión Disco con su potente voz, que fue todavía más exitosa que la de Green.

Supertition de Steven Wonder (1972)

Una canción que lleva la etiqueta de Soul Clásico. Compuesta y producida por el propio Wonder para el sello Motown Records.

I feeling good de Nina Simone (1965)

Compuesta por Anthony Newley y Leslie Bricusse para el musical de Broadway The roar of the Greasepaint – The smell of the crowd. La pasión con que la intérprete estadounidense canto este tema, todavía hoy estremece a cualquiera.

Wonderful World de Sam Cooke (1961)

Este cantante comparte con Otis Redding el honor de ser llamado “El Rey del Soul”. Además de ser uno de los pioneros del género y de ser en su momento sumamente exitoso tanto en las audiencias afroamericanas como en las blancas, se convirtió en el primer cantante de piel oscura en fundar su propia compañera disquera. Su éxito también se vio truncado por una muerte temprana, hecho ocurrido en condiciones que, medio siglo después, todavía no están del todo claras. Wonderful World es una declaración de amor llena de optimismo y vitalidad.

Fuentes imágenes: El Periódico  / Soul Funk  / YouTube


Powered by WPeMatico

eBay