Libros en cambio – Periódico Zócalo

Saltillo, Coah.- “El oficio del editor seguirá existiendo, independientemente de cómo se publiquen los libros”, sentencia Fernando Esteves, quien coordinó junto con Patricia Piccolino La Edición de Libros en Tiempos de Cambio (Paidós, 2017), título en el que participan algunos de los profesionales más notables de la industria librera de Iberoamérica.

Director de Ediciones SM, con más de 20 años de trayectoria, Esteves ve un notable cambio en la práctica editorial actual, una transformación que está ligada con las innovaciones tecnológicas.

“En la historia del libro hay un momento definitivo que tuvo que ver con el surgimiento de la imprenta. Desde esa fecha, en términos generales, ha habido cambios debido a que está implicada la invención de la tecnología, y en este siglo 21 la forma en la que se edita, se descubren autores, se promueven libros, se dan a conocer y se comercializan, es muy distinta de la forma en que se hacía durante la era analógica”, afirma el autor de El Mundo de la Edición de Libros.

Si bien las publicaciones en papel siguen coexistiendo con el formato digital, ahora la relación entre escritores, editores y lectores es muy distinta. Y es precisamente este cambio el que movió a Esteves y a sus compañeros de oficio a la reflexión.

“Siguen coexistiendo, y lo harán mucho tiempo, el papel con lo digital, pero es evidente que las relaciones entre escritor y editor, entre autor y público lector, han cambiado gracias a la tecnología, internet y las redes sociales.

“Hay fenómenos nuevos como la autoedición, o la posibilidad de que se publique primero en digital antes que en papel, con lo que se pueden minimizar los riesgos. Son muchos aspectos que están cambiando, por ejemplo, cuando empecé en esto hace más de 21 años la crítica literaria en el suplemento cultural de un periódico influía mucho, hoy en día no sólo quien tiene una larga trayectoria tiene influencia, hay un gran número de personas en redes sociales que al recomendar un libro hacen que éste se compre en cantidades importantes”, reflexiona.

En circulación

Si bien la venta de libros digitales todavía no representa una cifra significativa, sí hay un cambio en la industria.

“Hoy en los mercados más importantes el libro digital parece haberse estabilizado en torno al 20 y 25% en Estados Unidos y Reino Unido. En México es muy incipiente, apenas el 1% del total del mercado, pero es el doble que el año anterior y cuatro veces más que hace dos años. La tendencia es que siga creciendo”, apunta.

Otra de las ventajas de la era digital es que los libros circulan en todo el mundo, además de que se ha prolongado su tiempo de vida.

“Un libro que se publica en papel tiene al mismo tiempo su versión en digital a la tercera parte de su precio. Antes tenía una vida corta, porque cuando salía una novedad el libro era desplazado y luego regresaba para ser saldado, donado, picado y en definitiva descatalogado. Pero la edición digital de ese libro sigue viva y disponible”.

Esteves consideran que si bien la época actual ofrece múltiples herramientas digitales, el rol del editor permanece intacto.

“Un editor debe tener un bagaje cultural importante, criterio, sentido común, buen gusto, olfato para descubrir un libro o un buen autor, tiene que tomar riesgos. Seguirá haciendo falta a cualquier autor una mirada crítica, y mejor que sea de un profesional que puede hacer tanta diferencia como que un libro sea abandonado por el lector en la tercera página, o que sea terminado”, concluyó.

Powered by WPeMatico

eBay