Día Mundial contra el Cáncer: tiempo para la esperanza, tiempo para la prudencia

Click here to view the video on YouTube.

Esta es una de las conclusiones del debate celebrado en EFE, en colaboración con Roche, ante el Día Mundial contra el Cáncer, donde se ha hablado de avances, terapias, retos e investigación en la lucha contra esta patología.

En este Foro han participado el doctor Santiago Ponce, del Servicio de Oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid; el doctor Ignacio Chacón, del Servicio de Oncología del hospital Virgen de la Salud de Toledo; la doctora Annarita Gabriele, directora médico de Roche; y la presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), Begoña Barragán.

Los ponentes han defendido el trabajo conjunto de todos los sectores implicados y afectados en el combate de esta enfermedad, así como el acceso de los pacientes a los nuevos medicamentos.

El doctor Chacón ha expuesto el estado de la cuestión: “Es tiempo de esperanza y de prudencia. Da la sensación de que los avances, que son objetivos e inmensos, nos pueden hacer caer en una cierta euforia, pero la realidad es que el cáncer sigue siendo una enfermedad extraordinariamente compleja por la que siguen muriendo muchos pacientes”.

Grandes pasos en la investigación

(De izq. a derecha) El doctor Santiago Ponce; la doctora Annarita Gabriele; el doctor Ignacio Chacón; y la presidenta de GEPAC, Begoña Barragán, antes de comenzar el debate/EFE/Javier Liaño

La foto del cáncer no es una foto fija, es una foto dinámica, con enormes avances, pero donde queda mucho por conseguir y hay que seguir trabajando, ha resaltado este oncólogo.

El doctor Ponce, especialista en cáncer de pulmón, ha puesto el foco en la necesidad de nuevas terapias a través de la investigación, la ciencia y los ensayos clínicos, pero a su vez en apostar por estilos de vida saludables: “Sin el tabaco evitaríamos muchísimos cánceres, no solo de pulmón” y ha lamentado el sedentarismo y la mala alimentación.

La doctora Gabriele ha subrayado que en los últimos 20 años el progreso en el campo de la oncología “ha sido impresionante” y ha vaticinado que habrá muchos más avances en el futuro.

“Creo que la revolución más grande del cáncer es la medicina de precisión”, ha manifestado, para añadir que la inmunoterapia supone “una revolución sin precedentes, que permite que nuestro sistema inmunitario ataque al cáncer directamente para mejorar la supervivencia y, en algunos casos curar a los pacientes”.

El papel de la inmunoterapia

Sobre la inmunoterapia, Santiago Ponce ha destacado que está dando respuestas “espectaculares y duraderas” en unos pacientes, en otros respuestas que se agotan y no llegan a cronificar la enfermedad, y en otros directamente no funcionan.

Este oncólogo, especialista en pulmón, ha señalado que se investiga en el papel que la inmunoterapia puede desempeñar en tumores en fase inicial, y ha explicado que estas terapias tienen efectos secundarios, aunque no comparables a la quimioterapia, donde también han mejorado los efectos en los últimos años.

La doctora Annarita Gabriele, directora médico de Roche/EFE/Javier Liaño

El doctor Chacón,  miembro del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM), ha indicado que la investigación sobre inmunoterapia en cáncer de mama está mas retrasada que en pulmón o melanoma.

Por dos motivos, ha expuesto, primero, porque en mama no había tanta urgencia de encontrar alternativas como en tumores de pulmón o de digestivo dado los buenos resultados de respuesta de las terapias diana y hormonales ; y segundo, ha añadido, la mama es un buen ejemplo de que la inmunoterapia no puede ser tabla rasa, ya que no todos los tumores funcionan igual desde el punto de vista inmunológico.

Ignacio Chacón, al resaltar la prudencia en relación con el cáncer, ha recordado que es una enfermedad de la que mueren alrededor del 50 por ciento de los afectados, y que hay tumores con mejor pronóstico, como cánceres de mama precoces con 90/95 por ciento de supervivencia, y otros, como páncreas, con una mortalidad del 80 por ciento.

Begoña Barragán ha resaltado la importancia de la prevención y, en concreto, que ésta empiece por la infancia, ya que las personas mayores son mas resistentes a aprender y cambiar.

Controlar las expectativas

El doctor Santiago Ponce/EFE/Javier Liaño

La presidenta de GEPAC también ha pedido a los médicos y a los medios que no se abran falsas expectativas en los pacientes, ya que para los afectados es mejor conocer la realidad y la verdad; y ha lamentado que los políticos no le den a la lucha contra el cáncer la importancia que requiere, ya que el dinero invertido lo consideran “un gasto, mientras que para profesionales y pacientes es una inversión”.

Tanto el doctor Chacón como la doctora Gabriele han subrayado la necesidad de alcanzar un acuerdo entre industria, investigadores, pacientes e instituciones para trabajar conjuntamente en la lucha contra el cáncer y lograr que los tratamientos lleguen a toda la sociedad.

Pacientes en los ensayos clínicos

Los pacientes oncológicos desean estar más involucrados, desde el diseño, en los ensayos clínicos y tener mejor información para así no sentirse simples “conejillos de indias” en un proceso que los médicos consideran que les aporta beneficios terapéuticos y les convierte en enfermos mejor controlados.

Para la presidenta de GEPAC, al paciente no se le tiene en cuenta ya que “parece que lo importante es el fármaco o la enfermedad, no la persona y así no podemos sentirnos copartícipes de esa investigación, solo conejillos de indias”.

El doctor Ignacio Chacón/EFE/Javier Liaño

Además de reclamar una información más clara sobre las condiciones de participación, la representante de los pacientes ha manifestado que un ensayo clínico “es un acto de generosidad con los que vienen detrás porque ese paciente puede que se beneficie poco o nada la mayoría de las veces”.

Una idea que rebate el doctor Ignacio Chacón al considerar que los ensayos clínicos suponen “una oportunidad para la mayoría de los pacientes que no tienen otro modo de recibir ese fármaco que funciona mejor que el tratamiento estándar”, además de convertirse en un “paciente VIP”, por el “privilegio” de estar sometido a un mayor control de su enfermedad.

Una situación que, según la presidenta de GEPAC, puede darse la vuelta en los casos en los que el paciente no está informado y ese control puede generar “incertidumbre” ante el resultado de pruebas adicionales o por los posibles efectos secundarios del tratamiento a probar.

El doctor Santiago Ponce también se ha mostrado convencido de que muchos pacientes se benefician de los ensayos clínicos y ha recalcado que se trata de un “acto de altruismo” que se debe explicar al paciente.

Y de la misma forma hay que decirle que “un ensayo clínico no se trata de un experimento, ya que la hiperregulación que existe pone en el centro a la seguridad del paciente, minimizando los riesgos”, ha manifestado.

Begoña Barragán, presidenta de GEPAC/EFE/Javier Liaño

El especialista del Hospital 12 de Octubre ha lamentado que cuando un fármaco funciona y hace que el paciente viva más “desgraciadamente se tarda uno o dos años, en el mejor de los casos, en poder utilizarlo en cualquier centro hospitalario del país”.

La directora médico de Roche, Annarita Gabriele, ha considerado fundamental “definir cuanto antes el beneficio aportado a los pacientes” por los fármacos en investigación.

La doctora Gabriele ha asegurado que el proceso de aprobación ética garantiza que los pacientes estén protegidos y que el diseño del ensayo es clave para “aportar valor a los pacientes que pueden ayudarnos a los avances terapéuticos”.

Según la experiencia del laboratorio Roche, España está a la cabeza de Europa y del resto del mundo a la hora de aportar pacientes en los ensayos clínicos.

(De izq. a drcha) El doctor Ponce, la doctora Gabriele, el doctor Chacón y Begoña Barragán durante el debate/EFE/Javier Liaño

La entrada Día Mundial contra el Cáncer: tiempo para la esperanza, tiempo para la prudencia aparece primero en por ana.

Powered by WPeMatico

eBay