Cuando el conocimiento acaba en la estanteria #cambiacongreso



Hoy vamos a hablar de congresos. ¿Otra vez? Pues sí… Una reciente entrada de Pau Matalap en su blog Enfermería Tecnológica nos hizo revisar el hashtag #cambiacongreso y comprobar si la innovación va llegando al terreno de la organización de congresos científicos.

Algunas sociedades científicas se han dado cuenta de la necesidad de dar un paso adelante. El ejemplo de la iniciativa #gneaupp18 es paradigmático: piden ideas para diseñar el congreso del año 2018. Además de recopilar ideas, han planificado varios webinars para comentar las ideas recibidas. Ahora solo queda esperar que la respuesta sea masiva, y los profesionales interesados aporten para construir el próximo congreso. 

Hay dos retos que suelen quedarse atascados en el mundo congresual. Si el objetivo final es el intercambio de conocimiento, algo pasa cuando es casi imposible recuperar los trocitos de conocimiento que se han difundido o compartido en un congreso. Nos referimos a las mesas y simposium, y a las comunicaciones orales y en formato póster. ¿Qué ocurre con todo ese conocimiento? ¿Es fácil encontrar las comunicaciones presentadas en diversos congresos sobre seguridad del paciente en quirófano?

El tema de las mesas y las ponencias lo comentamos en 2015. Ya existen muchos congresos que cuelgan los vídeos de las mesas y los talleres en su canal de Youtube, pero no existe una catalogación de todos los contenidos. Cada sociedad tiene los suyos (con suerte) y poco más. Dani Royo comentaba en Twitter que una buena opción sería crear “un Netflix de jornadas y congresos“, una web que recopile e indexe todos los contenidos audiovisuales de congresos y demás encuentros formativos (como Medistream, una web de pago que permite el acceso a vídeos de congresos). Pero la primera piedra la deben poner las sociedades científicas publicando en abierto los contenidos de cada congreso (vídeos y presentaciones). Por ejemplo, el Congreso de Crónicos publica en pdf las presentaciones de los ponentes. 

Respecto a las comunicaciones ocurre algo parecido. Para muchos, se trata del principal foco de conocimiento de los congresos pero, desgraciadamente, lo habitual es que ese conocimiento acabe en un documento pdf de más de 500 páginas que cuesta encontrar en ocasiones en la web de los congresos. Hace años lo habitual era hacer un libro en papel, con el auge de la digitalización se pasó a un documento pdf y… ahí se paró todo. Al menos en España no se cobra, porque en otros países el acceso a videos y ponencias implica pasar por caja. Pero en pleno año 2017, que todo ese conocimiento acabe en un libro gordo es una pérdida de tiempo ya que es casi imposible buscar comunicaciones de forma sencilla y potente. ¿Y si quiero buscar comunicaciones sobre un tema concreto en los últimos cinco congresos de la sociedad X? Pues paciencia… y suerte.

Hay excepciones que aportan esperanza como la web Comunicaciones Congresos Semfyc que permite consultar las comunicaciones de los últimos congresos de la SEMFYC en formato texto y no en un archivo pdf. Aparecen agrupadas por congreso y por temática (cardio, endocrino, urgencias, etc). El congreso de la SEMI hace algo parecido, las comunicaciones se publican en la web de Revista Clínica Española y se presentan por temas y con un buscador. No es el paraíso pero si un avance espectacular.

Para acabar, una propuesta de futuro: elaborar una estructura única de comunicación oral/poster para los congresos sanitarios de cara su posterior publicación e indexación, uso de palabras clave para indexar, publicación en un apartado de la web de la sociedad organizadora del congreso con acceso libre y gratuito y buscador interno. Las comunicaciones se publicarían en formato texto y pdf, incluiría la de los últimos congresos (o todos los que se pueda) y se debería permitir su incorporación a bases de datos globales de comunicaciones a congresos. No obstante, se admiten ideas para este repositorio libre de comunicaciones (ReLiC). ¿Quien se anima?

Powered by WPeMatico

eBay