Comentan libros de Diego Minero en el MAT – El Sol de Tlaxcala (Comunicado de prensa)

“La muchacha que hablaba con las aves”, “Grand Guignol” y “Un último vaso de jerez” fueron presentados por Larissa Elizalde, Gerardo Lima y Adrián Mendieta

Larissa Elizalde, Gerardo Lima y Adrián Mendieta comentaron los libros “La muchacha que hablaba con las aves”, “Grand Guignol” y “Un último vaso de jerez”, de Diego Minero, en el Museo de Arte de Tlaxcala (MAT).

La primera en compartir su lectura fue Elizalde, quien destacó que en “La muchacha que hablaba con las aves” encontró cosas que no esperaba. “Es, también, una especie de guía para saber disfrutar mejor o de otra manera un libro, tiene instrucciones para saber cómo se tienen que leer los capítulos” y, a partir de seguir dichas indicaciones, se dio cuenta de que la experiencia cambiaba.

Entérate: Mujeres toman los salterios en Altzayanca

“Entre las ilustraciones, las citas que hay de textos, las citas de ciertas canciones o recomendaciones, también se siente como algo muy íntimo”, detalló.

Durante su participación, Gerardo Lima expuso que el autor no busca entretener con simplezas, tampoco es un trabajo de nota roja. “Grand Guignol” no es una exploración de lo policíaco y el exceso de la sangre.

“Diego Minero ha optado por no tomar el camino fácil, por no tocar el costumbrismo, por dirigirse hacia lo más oscuro de su psique y explorar historias originales y macabras, acompañándolas todas de ilustraciones tan interesantes e intensas como su prosa”.

No dejes de leer: Realizan Encuentro Estatal de Pianistas en el Xicohténcatl

Del mismo modo, Mendieta agregó que “El último vaso de jerez” es una novela breve, cuya historia desemboca en el amor consumado o no, de Andrei, un escritor decidió a crear un libro lo suficientemente bueno para quitarle la angustia a su vida, y Rebeca, personaje cansado de la rutina, del tedio y de sus propios fantasmas.

Al final, Diego Minero expresó que la combinación de los dibujos y el texto es algo natural y, por esa razón los tres no contienen ilustraciones, el de cuentos y una de las novelas cortas. “Creo que solamente algunas historias, no es que lo necesiten, pero les beneficia tener algo más para complementar”.

Continúa leyendo: Difunde Champagne la música mexicana

Por otra parte, dijo que es difícil promover que se publiquen en editoriales grandes, por esa razón acudió a la auto publicación, “hay muchas cosas de por medio, obviamente he estado intentando y sigo intentando buscar alguna editorial más grande, pero mientras sigo en esa búsqueda quiero tener ya algunos libros físicos que pueda hacer llegar a las personas, porque finalmente ese es el objetivo, que haya cosas que la gente pueda leer”.

Powered by WPeMatico

eBay