Acaparan libros de filosofía; volúmenes del sello Gredos – Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO.

La mayoría se ofrece en 100 o 150 pesos por arriba de su precio de portada, pero hay casos donde por un ejemplar se han pagado más de 300 o incluso 450 pesos. No se trata de productos de la canasta básica, pero los diferentes libros de la colección Grandes Pensadores, de editorial Gredos, han demostrado que la cultura también puede ser víctima de “acaparadores” y “especuladores” que, aprovechando el éxito de los títulos, los reetiquetan para luego venderlos más caros.

Adriana Sámano vive en Culiacán, Sinaloa. Hace dos meses, cuenta a Excélsior, pagó 450 por un título de Gredos que le enviaron hasta su ciudad. “Fue uno de los números más codiciados, mi proveedor de costumbre no pudo conseguírmelo y me dejé llevar por la histeria colectiva”, narra. Después de desembolsar esa cantidad, afirma, lo máximo que está dispuesta a pagar por “un Gredos” (como los llaman sus coleccionistas) son 350 pesos y, aunque sigue coleccionándolos, ahora sólo paga 250 pesos en promedio por cada entrega.

Como ella, coleccionistas de otras ciudades están pagando por los libros de autores como Aristóteles, Platón, Nietzsche, San Agustín, Descartes o Wittgenstein, mucho más del precio de caja de 169.90 pesos, como se ofrecen en los puestos de periódicos. El lugar favorito para la especulación de los ejemplares es internet, principalmente en sitios como Mercado Libre, donde los ejemplares van de 250 a 550 pesos por un título de Carlos Marx o 450 por uno de Nietzsche.

El furor ha provocado incluso el surgimiento de grupos especiales de la red social Facebook en donde se subastan los ejemplares, se intercambian y se venden títulos a un precio mayor que el de su etiqueta, e incluso se elaboran “memes” que se burlan del esnobismo de los coleccionistas.

Pero resulta que, en ocasiones, son los propios voceadores los que niegan los ejemplares y ofrecen algunos títulos a un precio mayor, como reconoce Adolfo Rodríguez, director en México del sello RBA, quien trajo a México en 2015 el primer tiraje de ese éxito editorial.

“En la colonia Condesa, cerca de un hospital, en un puesto de periódicos la gente los compra; cuando el voceador ya no tiene que vender se va a un local cerrado, compra los libros al precio de caja y llega y lo vende al doble; gana más del doble del precio al que se lo dan. Esta parte del acaparamiento y de la oferta y la demanda se da”, dice. El editor explica que existen suficientes ejemplares para atender la demanda, pero que necesariamente debe atenderse un patrón de distribución para asegurar que lleguen a todos los coleccionistas.

Alrededor de 45% del tiraje se distribuye en puestos de periódicos, tanto de la Ciudad de México como de las principales urbes del país; el 50% restante se va a locales cerrados como las tiendas Liverpool o Sanborns.  “No es que no alcancen, nosotros distribuimos en partes iguales, tenemos que llevar a todos esos lados, además a Guadalajara o Monterrey, todas las ciudades importantes; tenemos que hacer esta distribución para que alcance para todos, no es que no haya”, señala.

La colección Grandes Pensadores inició en México como un experimento editorial (Excélsior 21/12/2016). En 2015, RBA decidió traer a México un “sobrante” del coleccionable que se vendió en España: “Creímos que había un público pequeño en México para este tipo de libros, no sabíamos que iba ser tan impactante como lo ha sido”, sostiene Rodríguez.

Ante el éxito, el sello relanzó la colección el año pasado: el número uno de la colección se ofreció a sólo 59.90 pesos y de él se tiraron más de 50 mil ejemplares, que en la actualidad prácticamente están agotados.

A partir de ahí, como sucede con todo coleccionable, la curva de venta es descendente. La colección se encuentra actualmente en el número 37 y de cada título se siguen tirando de seis mil a siete mil ejemplares. 

“Es una curva normal de comportamiento, el volumen se va ajustando; en el caso del número uno de Grandes Pensadores hicimos 55 mil ejemplares y para el dos hicimos 53 mil, pero llega un momento en el que la gente te lo va marcando. Si todas las ventas llevaran esa forma paralela como en el número uno, no le toco nada y lo sigo dejando en 30 mil o 40 mil, lo que sea necesario. Es un comportamiento normal”.

NUEVA COLECCIÓN

Aprovechando el éxito del primer lanzamiento de Gredos en México, RBA ha llevado a los puestos de periódicos una nueva colección: ahora se trata de Grandes Clásicos, una biblioteca que recopila íntegras, en cuidadas traducciones, anotadas y prologadas por especialistas, algunas obras maestras de las letras clásicas. Se trata de la biblioteca fundada por Gredos en 1977 y que por 169.90 pesos ofrece libros como la Odisea y la Ilíada de Homero, las obras de Hesíodo, de Esquilo o de Sófocles. “Actualmente vamos con el número cuatro y nos está pasando lo mismo: se están vendiendo muy bien, tenemos casi 80% de ventas, porque mantenemos el precio y el contenido, la calidad, con ese formato de pasta dura, separador dorado y camisa”, dice Rodríguez.

Aunque en menor medida, con esta colección los “acaparadores” también han comenzado a ofrecer los libros muy por arriba de su precio de etiqueta: en internet se llegan a ofrecer los primeros números hasta en 300 o 450 pesos.

Rodríguez dice que el lugar donde los “especuladores” de los libros de Gredos se surten de ejemplares son los locales cerrados. Una vez que se han terminado en los puestos de periódicos acuden a las tiendas departamentales y los compran en volumen: “Con esto no podemos hacer gran cosa nosotros como distribuidores, no se puede hacer mucho desgraciadamente, no hemos identificado a nadie y nosotros no podemos hacer nada”. La única alternativa dice, es que cuando nos llaman o nos escriben, los “remitimos a nuestro distribuidor y ellos se encargan de venderles el ejemplar que se está solicitando”.

Powered by WPeMatico

eBay